Mi peque tiene otitis, ¿qué hago?

Mi peque tiene otitis, ¿qué hago?

La otitis en bebés y en niños no presenta grandes diferencias con la que afecta a los adultos. Sencillamente su oído aún es más recto y corto que el de un adulto. Además, la otitis aparece en muchas ocasiones a través de un catarro y los contagios entre niños son más frecuentes que entre mayores.

Hasta los 18 meses tu bebé está creciendo y creando su sistema inmune por lo que aunque la otitis en bebés y en niños sea muy molesta, no te preocupes, se cura en unos días. Con algunas precauciones evitarás la otitis en tu bebé. Tal y como recuerda la SEORL (Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello), el agua es una de las causas más comunes de este tipo de otitis por lo que durante el verano es importante prestar más atención al secado de los oídos.


Otitis en bebés y en niños: ¿cómo es el oído?

El oído se divide en tres partes:

1) El oído externo, donde se encuentra el pabellón de la oreja y el conducto auditivo externo. En esta zona del oído está el tímpano.

2) El oído medio formado por la Trompa de Eustaquio y 3 huesecillos, el martillo, yunque y estribo

3) El oído interno, que contiene los nervios auditivos que permiten la llegada de sonidos y su interpretación al cerebro

 

Bebés y niños con otitis externa

La otitis externa se produce debido a una inflamación del conducto auditivo externo. La piel o epitelio entra en contacto con más humedad y con agua durante el verano, lo que implica contacto con mayor número de gérmenes.

 ¿Cómo saber si se trata de este tipo de otitis?

·         El dolor es el síntoma más significativo, tanto si se toca o roza el oído como al masticar.

·         Puede producir fiebre.

·         No es grave y se puede tratar sin ningún tipo de repercusiones en la audición.

·         Lo más común es que el pediatra recete paracetamol o analgésicos.

·         Las molestias de la otitis desaparecerán en unos 3 o 4 días.

 

¿Cómo evitar la otitis en bebés y niños? Algunas recomendaciones

·         Es importante secar muy bien el oído después del baño o un día de piscina.

·         Evita introducir jabón o cremas dentro del oído.

·         No usar bastoncillos.

·         Reducir el tiempo de inmersión en el agua.

·         Utilizar tapones para bucear o nadar.

 

La otitis media en bebés y niños

La otitis media afecta al oído medio y suele comenzar con una infección de garganta o un resfriado previo. En sí misma, la otitis no es contagiosa pero sí lo son los catarros o resfriados por lo que evita en la medida de lo posible que tu bebé esté en contacto con otros niños.

Este tipo de otitis puede ser bacteriana o vírica.

 

¿Cómo saber si mi bebé tiene otitis media?

·         Dolor de oídos intenso. El tímpano se inflama y está enrojecido lo que provoca un dolor agudo.

·         Sensación de que el oído está lleno o colapsado tanto por la hinchazón como por la posible presencia de pus

·         Fiebre y pérdida de equilibrio

·         Problemas de audición

·         Puede ocurrir que el tímpano llegue a romperse y comience la expulsión de la mucosidad. A pesar de que parezca lo contrario, es señal de que se está curando.

·         En casos extremos, cuando se trata de una otitis serosa, se pueden llegar a necesitar unos tubitos de drenaje que salgan las mucosidades.

·         El tratamiento más común suele ser antibióticos durante unos días.

  

¿Se puede evitar la otitis en bebés y niños?

·       El pediatra puede recomendarte lavados nasales con suero fisiológico que ayuden a “limpiar” las fosas nasales, conectadas a su vez, con el oído medio.

·      Mantener húmedo el ambiente o la habitación de tu pequeño para que no se resequen las fosas nasales o la garganta.

·        Usar gorros de piscina o tapones.

·        Secar muy bien los oídos después de entrar en contacto con el agua.

 

 

 

 

 

COMPARTIR

Otros artículos que pueden interesarte...

.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación.

Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Pulse el botón ACEPTAR, para confirmar que ha leído y aceptado la información presentada. Después de aceptar no volveremos a mostrar este mensaje.