¿Cómo enseñar a tu bebé a comer de todo?

¿Cómo enseñar a tu bebé a comer de todo?

La mayoría de los padres están insatisfechos con lo que sus peques comen. Evidentemente todos quieren que sus hijos se alimenten de manera saludable. Pero, por desgracia, no existe un manual para que tu bebé coma de todo. 

La personalidad y el carácter de los bebés influye directamente en su manera de enfrentarse a la comida. En este post te damos algunos consejos para que cada comida no se convierta en un auténtico quebradero de cabeza para ningún miembro de la familia.

Ten paciencia 

Si tu peque rechaza algún alimento nuevo, al inicio, puede costar. Le pueden estar saliendo los dientes o, simplemente, estar cansado. También puede deberse al trastorno denominado neofobia alimentaria. Se caracteriza por la negación hacia determinados alimentos por su olor, sabor o textura. Puede ocurrir, habitualmente, durante el desarrollo de los niños, sobre todo entre los 2 y los 6 años. 

Ante la neofobia lo mejor es tener paciencia. Si el bebé dice de manera insistente ‘no’ a algunos alimentos, los padres no deben presionarlo. Ten en cuenta que el aprendizaje de los diferentes sabores se logra mediante la exposición repetida a los mismos; así que dale otro alimento que sabes que le gusta y, después, dale este.

Fomenta su autonomía

Déjale participar en la preparación de la comida. Esto es importante porque en esta etapa necesita reforzar su personalidad. Recuerda que la comida nunca debe ser un campo de batalla entre las imposiciones y los criterios de los padres y de los bebés. 

Combina alimentos

¿Sabes por qué no le suelen gustar a ningún bebé las espinacas, el brócoli o las acelgas? Por el sabor amargo del calcio. El factor sensorial influye en el paladar de los peques así que contrarrestarlo con otro alimento, combinando texturas y colores. 

Come en familia

Los ritmos y la actividad diaria dificultan el reto de compartir la mesa con todos los miembros de la familia. Sin embargo, comer juntos es clave para favorecer la comunicación y crear un modelo de alimentación. 

Los niños funcionan por imitación y les gusta copiar aquello que ven. En este aprendizaje es necesario que los padres sean los primeros en dar ejemplo, mostrándole al peque sus hábitos alimenticios. Así que haz hueco en la mesa para que entre la trona y ¡a disfrutar en familia!


FUENTES:
http://www.stimulos.es/archivos_subidos/noquierecomer.pdf
https://eresmama.com/bebe-no-quiere-comer-que-hacer
https://www.efesalud.com/neofobia-alimentaria-trastorno-comida 

COMPARTIR

Otros artículos que pueden interesarte...

.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación.

Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Pulse el botón ACEPTAR, para confirmar que ha leído y aceptado la información presentada. Después de aceptar no volveremos a mostrar este mensaje.